Estudios del Alma

Tel: (011) 4665-9988 • Cel:: 15-6740-6417 • info@estudiosdelalma.com.ar

Seguime en y enterate de todas las novedades

Notas Holísticas

 

DICIEMBRE 2011

La Navidad, esa época tan especial del año

 

Ya está muy próxima, apenas faltan semanas. Nuevamente estamos en el umbral de la fiesta que más nos identifica con la Fe.

Pocas son las ocasiones en que los seres humanos prescindimos de lo que nos diferencia: Intereses económicos, ideologías de todo tipo, nacionalidades, razas, preferencias deportivas o religiosas...es un abanico muy amplio el que puede dividirnos. A pesar de todo, existe una fiesta en la que nos sentimos hermanados en una especie de unidad Universal: LA NAVIDAD.
Con la proximidad de esta celebración, van aflorando en nosotros una cantidad de sentimientos, emociones, recuer­dos. Las luces y los colores comienzan a poblar los escaparates de los comercios, se visten los árboles con adornos y guirnaldas, a sus pies pesebres de todo tipo y tamaño. La figura de Papá Noel, enciende en los más pequeños la ilusión, la magia de su inocencia.
El sentido de la Navidad, su mensaje es apenas perceptible detrás de tanto despliegue comercial. Es un desafío para todos los creyentes, recuperar su autentica significación, el Hijo de Dios volverá a mostrar su rostro lleno de amor y ternura en el Niño de Belén. Nos demostrará una vez más su amor sin arrepentimiento por nosotros, aunque tendrá que volver a nacer en un humilde pesebre, porque su madre no encontró un lugar en el mundo para darlo a luz, un corazón que lo abrigue.

La Navidad es una de las fiestas o celebraciones más importante del calendario católico, pues con ella se conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén.  Su nombre deriva del Latín Nativita, que significa nacimiento.
Su origen nos remonta a una fiesta pagana que celebraban los Romanos el día 25 de diciembre, celebrando el triunfo del Sol sobre el invierno (en el hemisferio norte) y equinoccio de verano (para nuestro hemisferio), fiesta del Sol el cual renace invencido.

La tradición Cristiana desde entonces y a través de los tiempos, suplanto la fiesta pagana y eligió ese día para festejar el nacimiento del Hijo de Dios. Como en los evangelios no se mencionan datos precisos acerca del día preciso del nacimiento del Señor, esto no es un impedimento para vivir plenamente el sentido profundo de este acontecimiento. Pero para gozar con la llegada de Jesús debemos deponer la soberbia, la rebeldía, el orgullo y recuperar la humildad y la pequeñez del corazón.

 

EL ESPIRITU DE LA NAVIDAD: El espíritu de la Navidad recibe diferentes nombres según la cultura. Lo podemos llamar Nativitas o Natividad o el Ángel de la Navidad. Existen varias teorías referentes a  este ser, de ellas la más conocida es:
"Al Espíritu de Navidad se le puede considerar como un Egregor que se formó en el instante del nacimiento de Jesús. Es una creación de la mente Crística. "

Se afirma que la noche del 24 de diciembre el maestro Natividad desciende, allí donde se recuerde al niño y donde se le ofrezcan dones y protección. Esta energía cósmica positiva penetra a nuestro planeta por el polo norte y luego irradia todo el poder de su electromagnetismo a toda la superficie del planeta, produciendo así el mejor efecto benéfico y positivo que recibe la tierra en todo el año. Esta energía la recibe tanto el planeta como todos los seres vivos que lo habitan.  Natividad se siente atraído por todos los arreglos navideños, los regalos, las tarjetas, el pesebre, la comida, los villancicos, la luz, etc… por lo tanto no olviden de adornar y decorar su hogar con todos los elementos tradicionales así la energía del Espiritu Navideño podrá estar presente con ustedes en estas fiestas. Pero por sobre todo no olviden de brindar amor y luz en estas fiestas y durante todos los momentos de su vida.

 

 

Pedro Noguera

 

VOLVER AL MENÚ

 

Si tiene alguna consulta no dude en realizarla a info@estudiosdelalma.com.ar

Tel: (011) 4665-9988 • Cel:: 15-6740-6417